¿Controlamos quién nos cita?

Uno de los temas que han estado de actualidad esta semana en la blogosfera sanitaria son las citaciones de artículos científicos. El motivo de esto es una entrada en el blog ImagineFarma, donde Luis Carlos Fernández Lisón (@drlison), farmacéutico hospitalario, contaba la siguiente situación.

El caso es que el autor del blog escribió, en 2006, un artículo de investigación (1) sobre ancianos polimedicados y errores de medicación, un tema (el del paciente crónico) que ha ido interesando más y más a nuestros gestores. El trabajo concluía, entre otras cosas, que la confusión entre EFG y nombres de fantasía era motivo de errores en pacientes ancianos.

Años después, en 2012, un laboratorio farmacéutico crea un folleto para convencer a los médicos de que prescribir marcas de fantasía es mejor para los pacientes que principios activos o EFG, citando como fuente este mismo artículo. El autor, crítico con la industria farmacéutica, se encuentra entre perplejo e indignado con el uso que se le da a su artículo, sobre todo dada la baja rigurosidad de la publicidad farmacéutica (2). Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿Somos dueños del destino de nuestros artículos? ¿Deberíamos pedir permiso a los autores de un artículo antes de citarlo? ¿Y si es así, en qué situaciones?

Anuncios

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: